viernes, 16 de febrero de 2018

I miss you



Busco tu foto,
busco tu rostro,
busco tu cuerpo,
busco tu recuerdo.

Temo olvidar tu nombre,
temo olvidar tus caricias,
temo olvidar tus besos,
temo que pueda olvidarte.

Extraño tu risa,
extraño las noches de compañía,
extraño tu aroma,
pero lo que más extraño
es que ya no estas conmigo.



Noche de copas



Fuiste una dulce fantasía
que conocí en una noche de copas.
Estabas con tus amigos
con una sonrisa que hipnotiza.

Trabajaba en aquel bar,
en donde por primera vez
cruzamos nuestras miradas,
me pediste mi número.

Tuvimos una noche de risas y copas,
de dulces caricias
y besos embriagantes.
Tuvimos una noche llena de pasión
y luego dijimos adiós.




Inocencia



En un día normal,
apareciste en mi vida rutinaria
y me diste un giro de 180 grados,
cambiaste mi forma de ver la vida.

Me inundaste de fantasías,
de vivir una vida junto a ti,
donde la rutina sería historia,
pero la mentira salió a la luz.

Me usaste para salir de la rutina,
era un juego para ti
y como una tonta te creí,
con la noche desapareciste
y mi inocencia junto a ti.



Melancolía




Noches de silencio,
noches de lluvia,
noches de soledad,
noches de melancolía.

Los días pasan lentos sin ti,
la monotonía me consume,
las noches son frías
sin tu compañía.

En el día trato de olvidarte,
me concentro en escribir,
pero la llegada de la fría noche
solo trae consigo el recuerdo de ti.





Mujer marchita




En una tarde de verano,
en algún lugar de la ciudad,
en una cafetería normal,
en un día de rutina
te ví y me capturaste.

Tenías un aire misterioso,
y una mirada melancólica
que tratabas de camuflar
con una bella sonrisa sin alma.

Tenías muchas historias que contar
y nadie con quien hablar.
Poco a poco te marchitaste en tu soledad,
pediste ese brillo deslumbrante,
la falta de cariño consumía
la hermosa mujer que eras.

Memory




Te conocí en una noche misteriosa,
bailamos hasta el amanecer,
sin saber que vendría después,
el misterio hizo la noche interesante.

Descubriste mi timidez,
me gustabas tanto
que me era difícil mirarte,
grabé tu rostro en mi memoria.

Tus caricias quedaron marcadas en mi piel,
tus palabras en mi corazón.
Cada vez que te miraba
me enamoraba más,
pensé que te sentías igual
pero no fue así.



Jugarreta de los Dioses




Me pregunto si todo estaba en mi destino,
si conocerte y amarte
era una jugarreta de los dioses
y mi dolor era su diversión.

Que el bailar esa noche
sería tanto mi gran alegría
como mi gran dolor,
perderte era algo que no esperaba.

Creí que el tiempo nos uniría,
pero solamente nos separó.
Hizo que tú buscaras un futuro sin mi
y a mí me estancara en la soledad.